INICIO

Cursillos, un regalo de Dios a los hombres!

Un grupo de hombres católicos, jóvenes, con entusiasmo, en Mallorca, España allá por los lejanos años cuarenta, reflexionaron y se interrogaron sobre su cristianismo. Iluminados por el Espíritu Santo, decidieron hacer algo para llevar el “mensaje”, “la buena nueva”, Jesucristo mismo, a lo que ellos llamaban “los ambientes”, es decir su familia, sus amigos, sus allegados, sus colegas de trabajo y sobre todo los más alejados.

Así surge el Movimiento Cursillos de Cristiandad y entre aquellos inquietos jóvenes estaba Eduardo Bonín Aguiló, quien mantuvo el mismo entusiasmo hasta su muerte, ocurrida en fecha reciente. La valentía y piedad sin limites de aquellos jóvenes ha llenado el mundo de cursillistas, hoy presentes en todos los continentes en un número de 10 millones aproximadamente.

Cursillos de Cristiandad llega a Miami en 1962 gracias a la intervención de muchas personas, tanto sacerdotes como laicos. Su meta era la de llevar el mensaje de Jesucristo a los latinos del Sur de la Florida, mas específicamente el área de Miami. Actualmente el Movimiento cursillista tiene una casa en la cual se celebran varios cursillos cada año. Esa casa se conoce como Casa de Cursillos Monseñor Agustín Román. Está situada en la siguiente dirección: 16250 SW 112 Ave. en Miami. Allí llegan cientos de cursillistas todos los miércoles, durante todo el año para un maravilloso encuentro en la Eucaristía y adquirir formación cristiana.

Cursillos de Cristiandad es un Movimiento de Iglesia que, mediante un método propio, posibilita la vivencia y convivencia de lo fundamental cristiano, ayuda a descubrirse cada uno como persona y posibilita la creación de grupos que vayan fermentando de Evangelio los ambientes.

Un Cursillo de Cristiandad no se “pasa”, sino que se “vive”, así solemos decir los cursillistas. Es una experiencia que empieza un jueves en la noche con la “despedida del Cursillo” y se extiende hasta el domingo, terminando con la “clausura”, después de la misa la cual comienza a las 5 PM. Muchos han calificado el Cursillo como un “crucero del alma” o también “el mejor detergente para el alma”. Lo seguro para todos es que Cursillos te permite descubrir, o también redescubrir el amor de Cristo para compartirlo con los hermanos.

Decídete a darle tres días al Señor; El te devolverá mucho más de lo que esperas. Los testimonios de muchos hablan de que “Cursillos es un milagro”; y como no lo va a ser si es un regalo de Dios; si, ¡un regalo de Dios a los hombres! Te esperamos ¡De colores!

CURSILLOS DE CRISTIANDAD © 2009